DE-LIRIO

 

tumblr_n2706cvOjf1rvfhgfo1_500

-“¡Oh! Siempre llegarás a alguna parte, si caminas lo bastante” le decía el Gato a Alicia en el País de las Maravillas. De lo que no le advirtió fue de la longitud de ese camino, ni de la duración de su andadura, ni de las personas que perdería a lo largo de él.

Es inevitable ir dejando gente atrás a lo largo de tu vida. Con cada cambio de casa, de trabajo, de pareja o de ciudad vas soltando historias y  perdiendo colegas. Pero como diría mi padre “la vida es así y hay que tirar palante”. Es un coste que todos estamos acostumbrados a asimilar desde pequeños, desde que te cambias del cole al instituto y lloras la separación de tus compañeros sintiendo su ausencia por primera vez.

Pero perder a un buen amigo no es lo mismo. Y esta vez hablo de perderlo de verdad, de no encontrarlo aunque esté sentado a tu lado. De buscarlo desesperadamente gritando su nombre y no obtener respuesta. Esas son las pérdidas que duelen, las que cavan una tumba en tu corazón quedándose ahí para siempre.

-Tú piensa en estar tú bien y  en alejarte de lo que te haga daño- intentaba animarme Aguijoncito al día siguiente de coincidir con mi ex y unos amigos que hacía mucho que no veía.

-Si ya lo sé. Es sólo que voy a perder a gente importante por el camino y eso es lo que me duele de verdad- le dije entre pucheros-, no quiero perderle a Él.

-Bueno, no hay que ser dramaqueen. Hay personas que en algunas fases son incompatibles pero luego vuelven cuando superan la causa que les lleva a apartarse. Además, igual ahora te duele pero con el tiempo, cuando regreses de algún roadtrip en tu camión con el póster de Terelu colgado y el reguetón a todo trapo, te dejará de afectar- bromeó ella para intentar quitarle hierro al asunto.

-Ojalá tengas razón.

-Ya verás. El miedo a perder a la gente que quieres es normal, pero cuando la amistad es de verdad vuelven. Joé, si yo me llevo guay con mi ex después de 7 años y hasta le doy consejos… todo puede pasar.

-No es lo mismo- reproché indignada- yo no me refiero a mis ex, hablo de Él, que están rarísimas las cosas. No habla conmigo desde la despedida y no sé qué pasa. Le pregunto y no me contesta, no me quiere dar explicaciones, y yo no puedo seguir así, lo estoy pasando fatal. Yo creo que no hice nada, pero ya no lo sé. Sé que iba un poco pedo y estuve hablando con su chica y amigos, pero de buen rollo, no creo que metiera la pata, pero el caso es que Él no me dice qué le pasa y está súper lejos de mí. Me estoy volviendo loca.

– Y por qué no le escribes un mail explicándole como te sientes? Si no has hecho nada, y menos con mala intención, pues no puede estar enfadado…

– Si ya lo he intentado de todas las formas y me dice que ahora no es el momento.

– Bueno pues tendrás que esperar pero que sepa que para ti es importante.

-Ya lo sabe de sobra. Sabe que es la persona más importante que tengo en Madrid. La que ha estado conmigo desde el principio y que me ha apoyado incondicionalmente. Con la que he compartido cosas que el resto de gente ni se imagina. Momentos increíbles. Nos hemos reído tanto… Nos faltaban horas siempre, qué digo horas, días. El tiempo se nos quedaba corto para abarcar nuestra vida, nuestras locuras. Juntos. Nadie puede llegar a entender lo felices que éramos.

-Está claro que se le tiene que pasar, aunque no creo que recuperéis esa relación ya… Aún así no estaría de más un mail o algo diciéndole cómo te sientes, para que deje de ser tan orgulloso, que ha pasado ya un montón de tiempo. Y no dejes de recordarle que lo más importante para ti es volver a estar bien con Él.

-Sí, supongo que tienes razón- finiquité la conversación tajante.

No me apetecía seguir hablando del tema. No me salía explicarle a Aguijoncito que las cosas no eran tan sencillas y que además cada día se complicaban más porque Él había vuelto a retomar amistades que no me tienen en muy alta estima. Y de verdad que eso para mí es lo de menos, que yo encantada de que se lleve bien con la gente y se encuentre a gusto con todo el mundo… Si eso no implicara alejarse de mí.

No quería contarle a mi confesora, que era probable que Él hubiera decidido distanciarse de mí porque ya no quería verse envuelto en el estilo de vida que llevábamos juntos, porque me relacionaba con gente que ya no encajaba en su nueva vida ni tenía la misma forma de pensar que Él (y ella) y porque probablemente habría sentimientos equivocados confundiéndolo todo.

No estaba dispuesta a confesarle que Él me había abandonado de una forma tan heavy porque yo ya no era buena para Él, porque estar conmigo le hacía daño y porque cada vez que nos veíamos terminaba sintiéndose como una mierda.

No podía reconocerle a mi amiga que había fallado y que una de las personas más importantes de mi vida prefería no tenerme cerca. Pero yo sí podía aceptarlo. Debía asumir mi derrota como amiga por primera vez, al igual que la asumes cuando no metes un gol en la primera ocasión que tiras a puerta. Tenía que dejarle ir.

Él lo necesitaba y yo empezaba a comprenderle. Aunque esa decisión fuera muy dolorosa para mí, no era yo quien la estaba tomando. Tenía que respetarle tanto como le quería y, quizás de esa forma, como bien me decía Aguijoncito, algún día podríamos retomar la relación que habíamos tenido.

Pero, por ahora, esa idea sigue siendo un delirio de un tiempo pasado (que siempre fue mejor).

El lirio azul el lirio fucsia el lirio
de color colorado el lirio triste
con pétalos de cera se reviste
y va a la fiesta convertido en cirio

En cirio gris en cirio negro en cirio
de las aguas sin luz en cirio triste
que al llegar de la fiesta se desviste
y vuelve a ser en el jardín un lirio

O este espejo se está poniendo viejo
o lo que estoy mirando es un delirio
dice la flor hablándole al espejo

Adentro del azogue brota un cirio
y al tiempo que se enciende su reflejo
al fondo del jardín se apaga un lirio

PDO: Aguijoncito tenía razón y poquito a poco las cosas están volviendo a su cauce, sólo había que dejarlas fluir y respirar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s